Calella

Calella

Calella, conocida como la capital turística de la Costa del Maresme, se caracteriza por ser una ciudad cosmopolita y alegre, con un clima típico del Mediterráneo. A 43 km de Barcelona y de Girona, su situación geográfica y también sus vías de comunicación se convierten en factor clave para la realización de toda clase de excursiones y actividades. Este hecho la convierte en un destino turístico ideal.

Una oferta de cerca de tres quilómetros de playas y más de 180.000 m2 de arena dorada y limpia, aguas de un azul intenso, zonas naturales como el Parque Dalmau, el paseo de Manuel Puigvert, el paseo de Garbí o Las Torretes, hacen de Calella una ciudad dinámica, moderna y acogedora que permite al visitante disfrutar de un destino vacacional singular.

Calella es una ciudad con más de 650 años de historia. Ha sido y es aún una ciudad abierta al mar y a la montaña, celosa de su historia, con un pasado rico en hechos y siempre abierta a la catalanidad, que se ha convertido, con el paso de los años, en una comunidad receptora de personas recién llegadas de multitud de países, culturalmente diferentes, pero con una gran riqueza personal y colectiva.